¿Quién no ha oído hablar de coworking y teletrabajo últimamente?

Es más, ¿Quién no ha tenido una oficina improvisada en casa este 2020? ¡Nosotras desde luego que sí! De hecho, una parte muy importante de Akelarre se gestó entre videollamadas, despachos en el salón, y hasta algún brindis a través de la pantalla.

Y, claro, después de todo aquello, teníamos muchas, muchas ganas, de hacer algo diferente y probar nuevos modelos de trabajo que encajaran con nuestro Akelarre y nos permitieran trabajar en equipo cara a cara ¡Porque las pociones no se hacen solas, hay que hacerlas!

Pero, a ver, ¿qué es eso de Coworking? Un coworking es una oficina compartida en la que profesionales diferentes se juntan para tener un espacio conjunto de trabajo ¡Y para airearte, o tomar una café con alguien, claro!

Entonces… ¿Las brujas de Akelarre se reúnen en algún sitio especial?

Las brujas de Akelarre se reúnen en un sitio súper especial, un espacio en el que hemos aterrizado con nuestras escobas hace muy poquito y del que ya estamos muy enamoradas: el coworking de retorno social Sinèrgics.

¿Pero qué es todo eso de “Coworking de retorno social”?

Es una idea preciosa que parte de la necesidad de mucha gente de encontrar un espacio en el que trabajar a bajo coste ¡Porque se trata de arrancar proyectos! Así, desde el espacio de Sinèrgics, en Barcelona, se accede a una oficina, varias salas de reuniones o talleres a cambio de un poco de tu tiempo como profesional invertido en el desarrollo del barrio.

Un momento: ¿Qué es eso de tu tiempo como profesional y por qué en el barrio?

Se trata de que de entre las habilidades profesionales de cada uno se ofrezca al barrio del Baró de Viver unas pocas horas de trabajo al mes que ayuden al desarrollo de proyectos como escuelas de deporte, comercio local, etc. Por ejemplo, nuestras brujas pueden diseñar la tarjeta de visita de una tienda o ayudar en la gestión de redes sociales del equipo de fútbol.

De esta manera, el modelo de Coworking de Retorno Social consigue, por un lado, ofrecer un espacio digno de trabajo a profesionales y, por otro, dinamizar con su presencia y potenciar con su trabajo el desarrollo local de un barrio ¡Es un win win en toda regla!

¡Pero hay más cosas que nos encantan de Sinèrgics!

Sí, sí, todavía hay más cosas que nos ilusionan mucho en esta nueva etapa de Akelarre Creativo ¡Es que estamos encantadas!

Para empezar, nos encanta el cooperativismo. Creemos que es una herramienta estupenda y muy potente para trabajar por un entorno mejor, que nos permita crecer como personas. De hecho, tenemos experiencia en apoyo a proyectos cooperativos y hemos aprendido muchísimo de ellos.

Además, Sinèrgics permite trabajar en el desarrollo local de un barrio que, especialmente ahora después de la COVID, puede necesitarlo. Porque algo que nos ha quedado muy claro con esta pandemia es que hay que cuidar el tejido de proximidad. Hay que cuidar las tiendas de nuestra calle, las paradas de los mercados y los proyectos de la gente que tenemos a nuestro alrededor.

¡Y por supuesto, creamos red! Qué palabra tan bonita, ¿verdad?

Pues trabajando en el coworking hemos descubierto una manera muy interesante de seguir ampliando esa red de profesionales que tanto nos gusta cuidar. Porque cuidarla es cuidarnos. Porque estar al lado de otros proyectos implica tener un entorno a nuestro alrededor. Porque nos encanta tener más gente cerca de nuestra hoguera de brujas.

Así que ya sabes, nuestro Akelarre se reúne, a partir de ahora, y esperemos que por mucho tiempo, en Sinèrgics, el coworking de retorno social del Baró de Viver **¡Que comience el Akelarre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *